Foto: Facebook Carlos Keen

Con el objetivo de recaudar fondos para finalizar el piso del edificio histórico donde funciona la biblioteca del pueblo, el sábado realizarán un encuentro cultural en la puerta de la institución. Con números para chicos y grandes la propuesta se extiende para el pueblo y todos los lujanenses.

La Biblioteca de Carlos Keen atraviesa la última etapa de una serie de refacciones que tuvieron que afrontar tras la inundación en su espacio físico y por la mantención propia de un edificio histórico.

Es por eso que, con el fin de recaudar fondos para la construcción del piso de la sala de lectura, el sábado 14 de abril a partir de las 19:00 en la institución y en su frente, la Biblioteca Carlos Keen realizará una Varieté. Además, de diversos espectáculos habrá servicio de cantina con precios populares y su entrada será libre y gratuita.

El Payaso Tertulio va a ser el presentador por lo que realizará su espectáculo a lo largo del encuentro. Participará la Orquesta El Ombú, oriunda de Carlos Keen, integrada por chicos, chicas y jóvenes que combinan sonidos de clarinete, flauta traversa, violonchelo, violín y guitarra. También estará presente Circo Ilógico, compañía de circo contemporáneo, que fusiona el circo, la danza, el teatro y la música, generando un lenguaje propio, y que además, da clases de en la biblioteca.

Por último, actuarán los artistas locales el grupo de danza Monte Quemado, y el cantante folclórico Hernán Rebottaro. Además, dentro de la biblioteca proyectarán cortos de animación para que disfruten los más chicos. Para el pueblo y para todos.

La biblioteca se inundó en 2014 y partir de ese momento fue clausurada hasta que reinauguró en mayo de 2016. Desde 2015, encaminaron en obras profundas en el edificio de la institución construido en 1800, perteneciente al estado nacional y que la biblioteca utiliza hace más de 20 años.

Sustentado en algunos períodos por subsidios de empresas y organizaciones del Estado como la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) modificaron el techo, levantaron el piso de pinotea, rellenaron el sótano que se inundaba, instalaron gas natural y una cocina nueva, entre otros arreglos.

Ahora falta terminar los arreglos en el último ambiente, refacciones que comenzaron con fondos propios pero que no pudo ser terminada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre