Luego de que Cambiemos impidiera que la Comisión Investigadora se convalide para determinar responsabilidades políticas por las denuncias de los familiares de Melani, la Comisión Especial que preside el Concejal Capelli volvió a reunirse para analizar los casos Sánchez y Centurión. 

El martes por la mañana, con el objetivo de continuar la investigación sobre los casos que denuncian la mala atención del hospital municipal que derivaron en muertes y acusaciones en el accionar posterior de funcionarios y del intendente Oscar Luciani, familiares de Melani Sánchez y de Nadia Soledad Centurión presenciaron junto a los concejales Nicolás Capelli (presidente de comisión), Vanina Pascualin, Silvia Scarzo, Jonatan Fatorini, José Neto, Silvio Martini, Facundo Romero, Érica Pereyra y Marcela Manno una nueva reunión de la Comisión Especial.

En el encuentro, la abuela de Melani, Stella Maris Isabel Altamirano, relató cómo sucedieron los hechos que terminaron con la vida de su nieta: Melani nació el 24 de septiembre de 2016. Unos días más tarde le detectaron una cardiopatía por lo cual fue intervenida quirúrgicamente en diciembre en el hospital Gutierrez. Ya sin medicación por la operación y cumpliendo con los controles estipulados, el 15 de junio es llevada a consulta al Centro de Integración Comunitaria (CIC). Luego de realizarle seis puff fue trasladada al hospital. Allí continuaron con más aplicaciones, y según cuenta su abuela, sin leer la documentación elaborada por el hospital Gutierrez que su madre entregó a los médicos del hospital municipal. A las pocas horas de haber ingresado Melani falleció. “Nadie me va a hacer callar la muerte de mi nieta, no era para que muriera así, ese bebé no se podía defender”, expresó Stella.

Posteriormente, tomaron la palabra los familiares de Soledad Centurión, quien falleció hace 9 meses tras ingresar en la guardia diagnosticada por una infección urinaria: Soledad ingresó al hospital un domingo en el día de la madre, allí pasó varias horas en la guardia hasta ser internada por insistencia de sus familiares. “Murió en 24 horas, tirada en una camilla”, describió su mamá, haciendo referencia a las malas condiciones y a la falta de atención por parte del personal del hospital. De acuerdo a lo explicado por la familia, su autopsia reveló un corazón engrosado, producto de la falta de oxigeno generado por el tiempo transcurrido sin intervención profesional.

“El caso de Soledad fue negligencia, quizás tenía que morir pero no en esas condiciones”, explicó su mamá. Por otro lado, también remarcó que luego del fallecimiento de su hija, desde el ámbito estatal nadie se preocupó por su nieto, evidenciando la ausencia de asistencia social en el cuidado del menor.

En ambos casos ocurre que existen faltantes en las historias clínicas que fueron presentadas a la justicia, con respecto a la medicación y al diagnóstico otorgado.

Por otra parte, en la reunión también se hizo mención sobre otros dos casos de víctimas por causa de la mala atención del hospital municipal: el expediente de Francia Mune, madre de París una bebé fallecida por demoras en la atención del parto, que remite a disponer quirófanos de guardia las 24 hs. y modificaciones edilicias. La otra mención, corresponde a la reapertura de la causa por el caso de Claudio Meneghini.

La próxima semana se realizará una nueva reunión de la Comisión Especial para continuar investigando sobre lo sucedido en ambos casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre