Foto: Facebook Un Rubio Peronista

Este jueves a las 21:00 en el complejo Santa Rita llega el show de stand up “Un rubio Peronista”, de la mano del comediante Gustavo Berger, con entrada a la gorra. Ignacio Copani también animará la noche y las entradas ya se pueden reservar.

En tiempos de crisis el comediante Gustavo Berger le pone un poco de humor político, para pasar el mal trago mediante la burla. Con su show “Un Rubio Peronista”, Berger le pega de lleno al gobierno de turno y hace catarsis mediante la risa.

Junto a su maestro Ignacio Copani, con quien compartió 10 años de trabajo, llegan este jueves al complejo Santa Rita, Lezica y Torrezuri 833, a partir de las 21 y con entrada a la gorra: “Voy acompañado por Horacio Copani que es mi maestro. Trabajé 10 años con el como asistente y hoy las vueltas de la vida nos pone a los dos, con nuestros propios proyectos artísticos, nos juntamos y vamos a armar una hermosa noche de catarsis de humor y de canciones compañeras”, sostuvo Berger.

El comediante, quien viene llevando el show por distintos puntos de la capital remarca que “un rubio peronista es un espectáculo de humor político, un show de stand up que habla un poco de lo que pasa en la realidad del país. Es mi visión del mundo desde la mirada de un militante, con mucho humor pero también mucha crítica”.

El humor político tuvo su inicio en 2008 tras la resolución 125, la cuál hizo que se mantuviera  un fuerte conflicto con el sector agropecuario, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner:”El show nace tras el conflicto de la 125, o llamado conflicto con el campo. Hasta ahí venía haciendo humor, animando eventos empresariales, en bares, analizando más la vida cotidiana pero, a partir de ese momento, yo soy de Olivos y empecé a escuchar los argumentos en la verdulería, en el supermercado y me dieron ganas de refutar eso y se me ocurrió hacerlo con mi herramienta de laburo, que es el humor”.

El humorista llega junto a su maestro Ignacio Copani, con quien compartió 10 años de trabajo. Foto: Diario Chaco.

Berger cuenta cómo tuvo que ir cambiando su monólogo, a medida que iban trascendiendo acontecimientos importantes en los gobiernos de turno y asegura que ahora, siendo oposición, le es más fácil armar su discurso: “El espectáculo fue mutando a lo largo del tiempo. Fueron pasando cosas. Primero el conflicto del campo, después fue Cobos y ahora es Macri. El humor se opone al gran poder político y en su momento se trataba de tomar una postura a favor del gobierno de Cristina. Igual es verdad que siempre es más fácil hacer humor desde la oposición que desde el oficialismo”. A la hora de armar el monólogo, el comediante remarca que se basa “en lo que pasa en la coyuntura política, no excluyente, porque también puedo hablar de otra cosa”.

El humorista sostuvo que a lo largo de sus shows se cruzó con algunas personas en contra de sus convicciones, aunque no tuvo mayores dificultades, más que una mala cara: “Me cruce con antiperonistas y anti k en los show pero nunca pasó nada grabe, más que una morisqueta o mala cara. Sí me pasó que después me llegaron mails puteandome pero son los menos. desde que hago este show son más las caricias que las cachetadas por eso estoy muy contento”.

El espectáculo propone hacer catarsis en conjunto y es una buena manera para tomarse con humor la situación actual del país:”La catarsis está. La risa es una forma muy linda de hacer catarsis, es liberadora y en este contexto donde la política está tan bastardeada, estamos tan perseguidos, tan reprimidos, donde quedan pocos espacios para manifestarnos, la gente viene a reírse de las mismas desgracias. También hago catarsis yo. A través de esos chistes me saco la bronca de lo que está pasando”.

Berger sostuvo que recibe insultos y críticas a través de las redes sociales aunque asegura que “detrás de un teclado cualquiera es guapo. Yo trato de no enroscarme en eso. A veces respondo con humor. Al principio me afectaba bastante porque lo tomaba personal, pero después comprendí como es el mecanismo perverso que tienen las redes sociales y me lo tomo más en solfa”

Las entradas ya están disponibles y se pueden reservar al mail del humorista ([email protected]). Cabe recordar que el show es a la gorra y para mayores de 16 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.