El proyecto prevé ampliar la zona actual y también llegar a las localidades. Como en 2014, el convenio será con la Universidad Tecnológica Nacional, entidad que todavía está en la mira por el estacionamiento medido.

La ampliación de las zonas de nuestra ciudad para que funcionen los equipos que realizarán las fotomultas será tema de discusión en la próxima sesión extraordinaria del concejo deliberante del día 15. Por estos días se llevan reuniones entre los concejales de la comisión de Transporte y Tránsito para darle tratamiento.

Actualmente, las arterias más importantes que cuentan con sistema de fotomulta son San Martín, Mitre, Carlos Pellegrini y Doctor Muñiz. Pero la idea del ejecutivo es que en las localidades -ya se habló de Pueblo Nuevo- y en las vías de acceso a las mismas también se instale el sistema.

Hay otros elementos que se incorporarán en esta nueva etapa para los mecanismos de control vehicular, como los sensores que serán dispuestos en los semáforos y, por otro lado, la colocación de básculas para el control de peso.

Quien se encargará de llevar adelante la implementación será la Universidad Tecnológica Nacional, quien ya en 2015 y en asociación con CECAITRA (Cámara Empresaria de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina) se quedaron con el negocio de las fotomultas en distintos municipios entre los que estaba nuestro distrito.

Aquella vez el acuerdo contenía, además, al Municipio de Luján y a la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial Bonaerense (DPPSV), algo que se mantendrá en esta ampliación. En 2015 comenzó a funcionar el sistema de fotomultas en la ciudad de Luján, luego de que el año anterior el Concejo Deliberante aprobara la puesta en marcha de este sistema.

En las discusiones del pasado, el reparto de los ingresos fue uno de los debates centrales que se dieron durante el tratamiento ya que la entidad academica recibía un monto desproporcionado de la recaudación según entendía la oposición.

En la etapa inicial (primeros dos años 2015-2017) el 20% se transfería al DPPSV, 20% se transfería al Municipio, 40% a la UTN por la prestación de los servicios y otros 20% se también a la UTN para amortizar el pago de equipos. Ya en la segunda Etapa: 20% se para el DPPSV, 40% transferido al Municipio y 40% para la UTN por la prestación de los servicios.

En 2017 y en un nuevo capítulo de la UTN en Luján, otra vez se generaron variadas sospechas sobre el convenio del Sistema de Estacionamiento Medido, el cual hoy se encuentra en litigio -Corte Suprema Bonaerense de por medio- y por el cual se denunciaron irregularidades de todo tipo sin respuesta oficial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.