Foto de archivo: Martina Veiras

El próximo 3 de junio se llevará adelante una nueva movilización bajo el lema Ni Una Menos, símbolo de la lucha del movimiento de mujeres contra la violencia machista. En Luján, la Asamblea de Mujeres y demás cuerpos feminizados, comenzó con los preparativos para dicha fecha.

Desde la organización para el Paro Internacional de Mujeres Trabajadoras hasta el propio 8 de marzo, las lujanenses nucleadas en la Asamblea de Mujeres se han posicionado como un actor político y social organizado contra la violencia de género, y demandante de políticas públicas e integrales a favor de los derechos de las mujeres de nuestra ciudad.

Un nuevo desafío se le presenta a este grupo de féminas, que además de aglutinar diversas agrupaciones políticas y sociales, integra una notable cantidad de vecinas autoconvocadas que ante la falta de otros espacios públicos de debate y construcción feminista tan diversa, se fueron sumando a la propuesta de la Asamblea.

Si bien los planes son incipientes, las reuniones quincenales están sirviendo para delinear los principales acuerdos respecto a la jornada que se replicará en Capital Federal con el movimiento Ni Una Menos nacional, así como en cientas de ciudades de todo el país.

Será el cuarto año consecutivo que se realiza la marcha pero la primera vez que será organizada por esta Asamblea ampliada de mujeres, lesbianas, trans y travestis, en lo que se espera sea una jornada donde nuevamente, las mujeres organizadas de Luján marquen la cancha y la agenda pública, política y mediática de la semana del #3J.

Foto de archivo: Julieta Brancatto

“Porque el pedido es urgente y el cambio es posible, Ni Una Menos es un grito colectivo contra la violencia machista”, reza el lema del movimiento que pide cinco puntos clave: que se implemente el Plan Nacional de Acción para la prevención, la asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres; que se garantice que las víctimas puedan acceder a la justicia; que se elabore un Registro Oficial único de víctimas de la violencia contra las mujeres; que se garantice y profundice la Educación Sexual Integral y la protección a las víctimas de violencia.

Las consignas y demandas que pintaron las calles de Luján durante el #8M seguramente volverán a surgir durante el próximo 3 de junio. Entre ellas que se implementen políticas públicas e integrales en materia de género; que aumente el presupuesto para el área; que haya más funcionarias mujeres; que se de cumplimiento efectivo a la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres, para prevenir, sancionar y erradicar la violencia; y que se firme una ordenanza que finalmente prohíba los concursos de belleza en Luján, entre otras.

En ese camino está la asamblea que no a pesar, sino a partir de las diversidades y diferencias político-ideológicas, privilegia la construcción y la lucha por una sociedad más justa para las mujeres de Luján. Quienes deseen sumarse al desafío, el próximo viernes 25 de mayo a las 18 hs volverán a reunirse en el hall principal de la Universidad Nacional de Luján.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre