Foto: Victoria Nordenstahl

A la Municipalidad de Luján no le cierran los números por ningún lado. El Departamento Ejecutivo no solo tiene problemas con el pago de haberes a profesionales de la salud. Desde principio de año le adeuda un monto millonario a la Asociación de Trabajadores del Estado.

Desde enero a la fecha, el gobierno municipal ha acumulado una deuda que supera el millón de pesos. En un documento al que accedió a Ladran Sancho se revela que la Municipalidad de Luján posee una deuda con la Asociación de Trabajadores del Estado en conceptos de cuota sindical, cuota social y proveeduría.

Durante los primeros cinco meses del año, el gobierno local le debe 584.868,67 pesos en concepto de cuota sindical. Además, se le agregan 68.387,25 pesos en cuota social y 364.870,35 pesos por proveeduría. En total, la deuda a la Asociación de Trabajadores del Estado se eleva a 1.018.126,27 pesos.

Oscar Ledesma, Secretario Gremial de ATE, confirmó que “todos los meses nos hacen el descuento por la cuota sindical, social y de proveeduría. Pero no lo depositan en el sindicato, están trabajando con la plata de los trabajadores, están saliendo a tapar agujeros con nuestra plata. Nos tienen de rehenes, saben que no podemos judicializar el conflicto porque después hasta que no salga un fallo no cobramos lo que nos deben”.

La cuota sindical es el monto que mensualmente aporta los trabajadores a la Asociación de Trabajadores del Estado por su afiliación al gremio. Según el artículo 262 del Código del Trabajo, el empleador se encuentra en la obligación de descontar de las remuneraciones que pague al trabajador el valor de la cuota sindical. En el caso de los trabajadores municipales, el empleador es el Estado Municipal que aún no hizo los depósitos correspondientes.

La cuota social y de proveeduría corresponde a descuentos que los y las trabajadoras tienen en comercios de Luján y farmacias por ser afiliados a los gremios municipales. Los sindicatos están reintegrando esos descuentos mes a mes sin recibir el desembolso por parte del Departamento Ejecutivo que igualmente continúa descontando de los salarios.

Asimismo, el gremialista comentó que cuando hacen los pagos, se efectúan con cheques de pago diferido a 30, 60 y 90 días. Durante ese periodo que los gremios deben esperar para cobrar la deuda, se acumula un nuevo monto de déficit.

“Nosotros, por esta deuda, estamos tapando nuestros gastos con plata que ingresa al sindicato por otros motivos. Si nosotros no cubrimos los gastos de proveeduría, el dueño del negocio le hace quilombo al gremio y al trabajador. Estamos al límite también por culpa de la municipalidad” aseguró Ledesma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.