Organizada por el Partido Obrero de Luján y el Frente Universitario de Luján y Río Bravo en Subversión se pidió por cárcel común a Etchecolatz y todos los genocidas y la libertad a Cesar Arakaki y a todos los presos por luchar.

En el marco de las distintas convocatorias impulsadas por organizaciones de Derechos Humanos en el país para repudiar la prisión domiciliaria otorgada al genocida Miguel Etchecolatz, diferentes organizaciones sociales y políticas de Luján se sumaron al reclamo con una jornada de visibilización y escrache desde Plaza Belgrano a Plaza Colón.

Bajo la consigna “Impunidad en Argentina: Los genocidas en sus casa y los/as trabajadores/as y luchadores/as a la cárcel”, varias organizaciones sociales se dieron cita en la Plaza Belgrano para exigir “Cárcel común a Etchecolatz y los demás genocidas”, “libertad a César Arakaki y a todos los presos por luchar” y “abajo el ajuste y la represión”.

Miguel Etchecolatz recibió el 27 de diciembre de 2017 el beneficio de la prisión domiciliaria. Etchecolatz está condenado a reclusión perpetua por organizar los comandos y grupos de tareas encargados de secuestrar y torturar a miles de trabajadores y trabajadoras y estudiantes en el famoso Circuito Camps durante última dictadura cívico-militar-eclesiástica. Jorge Julio López, declaró como testigo en una de las causas que incriminaron a este genocida.  Luego de su testimonio contra Etchecolatz, Julio López fue desaparecido por segunda vez el 16 de Septiembre de 2006.

Por su parte, Cesar Arakaki, miembro de la Asociación Argentina de Actores y militante del Partido Obrero, fue detenido el pasado 18 de diciembre en la Plaza del Congreso durante las protestas por la ley de reforma previsional que se discutió en la Cámara de Diputados.

La convocatoría constó de una folleteada en la Plaza Belgrano y en la Plaza Colón, además de la visibilización de carteles con la cara de Julio López y con el pedido de justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

“La actividad de hoy tiene el objetivo de visibilizar que el Estado está liberando a genocidas y encarcelando a los luchadores populares y concientizar a la población para organizarnos y luchar en función de enfrentar todos estos ataques que el Estado Nacional está desarrollando” manifestó Gastón Fernández, referente del Partido Obrero.

En relación a la situación de Cesar Arakaki, el militante del Partido Obrero de Luján sostuvo “se encuentra detenido en el penal de Marcos Paz, desde el Partido Obrero hemos pedido la excarcelación pero se la han negado. La situación es bastante delicada, e incluso han pedido la detención de otro compañero, Dinas Fernando Ponce, que también se lo acusa de haber estado en los episodios atacando a un policía. Lo que es claro es que el gobierno ha instalado una clara cacería sobre los sectores populares que están luchando”.

Por su parte, Leo Moreno, integrante del Subversión, explicó “creemos que es necesario visibilizar lo que pensamos sobre los distintos temas de la realidad. En este mismo momento se esta desarrollando un siluetazo en la ciudad de Mar del Plata en contra de la medida que consideramos injusta por donde la miremos que es darle una especie de liberación a Miguel Etchecolatz, le dan la carcel domiciliaria a un represor, un genocida, apropiador de niño, violador. Es necesario salir a la calle, también en Luján, para mostrar esta causa”.

“Estamos mostrando unos carteles de Julio López, quien tras declarar en contra de Etchecolatz fue desaparecido por segunda vez en 2006. Desde ahí venimos reclamando todos los años para que el Estado se encargue de resolver de alguna manera lo que paso con Julio Lopez. Por como no ocurrió nada, no hay indicios de que paso, nosotros sostenemos que el Estado es responsable”.

Y acá se marca la relación con un gobierno anterior, en aquel momento Néstor Kirchner y luego Cristina Fernández, que supuestamente son totalmente contrarios a este gobierno, y que supuestamente hay una brecha en el medio, pero el Estado sigue funcionando de manera similar en función de este caso concreto de Julio López” agregó Montero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre