Foto: Prensa Municipal

El despido encubierto de un docente titular no pudo ser. Le habían comunicado verbalmente la medida pero se retrocedió ante la reacción de la comunidad educativa. Los directivos Busso y Romero se quedaron con las ganas mientras docentes preparan la guardia. “Defendemos otros valores que nada tienen que ver con la lógica del mercado” dijeron los docentes.

A fines de febrero le habían comunicado al docente titular Julián Sotelo que sería desplazado de su cargo. La directora Susana Busso y el rector Carlos Romero se lo comunicaron verbalmente pero el telegrama nunca llegó. Por ende, Sotelo continuó realizando sus habituales tareas y denunció la situación en el marco de lo que expresó como persecución política.

“Es evidente que se generaron muchas incomodidades políticas, pero yo hice lo que pide la fundamentación del profesorado que es estimular el pensamiento crítico, abrir el debate y permitir las expresiones sobre temas de agenda” expresó el docente semanas atrás.

Con el correr de los días la repercusión fue cada vez mayor hasta que las autoridades del Mignone decidieron volver sobre sus pasos y le informaron a Sotelo que continuaría como docente titular. Aún no rectificaron formalmente la medida aunque tampoco el desplazamiento había alcanzado grado formal.

Con lo sucedido, docentes solicitaron la conformación de un Consejo Académico Institucional para evaluar estas situaciones que se dan en un contexto en el que sobran rumores de fuertes cambios, cierres de cursos y reacomodamientos de carreras.

El Consejo Académico “permitirá poder encarar de manera estratégica la consolidación definitiva del Instituto en nuestra comunidad, en cuanto a la oferta educativa, las actividades académicas y de extensión” sostienen en una carta entregada a la Directora PRO Susana Busso.

A su vez, docentes y auxiliares explicitaron que “nos oponemos enfáticamente a cualquier situación que implique un achicamiento de la oferta académica del Instituto por cuestiones de matrícula. Observamos con preocupación como a nivel provincial se están cerrando escuelas, cursos, primarios y secundarios, en lugares de difícil acceso, que venían garantizando el derecho democrático a la educación de manera igualitaria”.

Sobre el cierre del texto fijaron además posición en defensa de la institución pública indicando que “formamos parte de una institución donde la ‘rentabilidad’ no representa un valor. Donde la ecuación ‘costo- beneficio’ solo se inscribe en los desarrollos curriculares de las asignaturas correspondientes.  Defendemos otros valores que nada tienen que ver con la lógica del mercado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.