Vecinos y vecinas del barrio El Quinto se organizaron para limpiar un terreno que durante ocho años funcionó como depósito de chatarra. A pesar de los reclamos institucionales, la limpieza oficial no apareció. La comunidad, manos a la obra.

En enero, vecinos y vecinas reclamaron que el gobierno municipal retire los residuos que se acumulan en lo que era una plaza y una cancha de básquet en el barrio El Quinto. Entre el edificio de bromatología y el taller municipal N° 1 se fue generando año a año un depósito de chatarra y un basural a cielo abierto que ya colmó la paciencia de los vecinos y vecinas afectados de los barrios El Ceibo, Las Acacias y Constantini.

Pese a que el año pasado la concejala Vanina Pascualin presentó un proyecto para que la chatarra sea vendida y pueda quedar saldado uno de los focos de contaminación, el Estado Municipal no ha dado respuestas, más precisamente su respuesta fue la ausencia.

Cansados de esperar las acciones estatales, que llevan ocho años sin resolver el problema,  la Asociación Civil Pehuén Luján junto a la Cooperativa de corte de pasto Pehuén realizaron una jornada de limpieza con el objetivo de recuperar y volver a convertir el lugar en una plaza.

En un pequeño comunicado que expusieron para volver a visibilizar el reclamo sostuvieron “en una nueva jornada solidaria, en la tarea de recuperar este espacio verde y volver a convertirlo en la plaza del barrio El Quinto, seguimos a la espera de una respuesta favorable por parte del municipio, al cual los vecinos a través de sus derechos como ciudadano le han dado todas las herramientas, legales, democráticas para realizarlo”

“Después de 8 años, seguimos esperando, y seguiremos reclamando que se saque la chatarra y que se convierta nuevamente ese lugar en una plaza”, agregaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.