Intervención en el Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján

Esta tarde el nosocomio local citó a la mujer que pidió interrumpir legalmente su embarazo, para poder realizarle una consulta psiquiátrica, la cual va contra el protocolo de interrupción de la gestación. Organizaciones feministas dieron su acompañamiento y exigieron que se respeten las leyes y procedimientos establecidos para estos casos.

Los primeros días de noviembre una mujer decidió interrumpir legalmente su embarazo. Desde el Centro de Atención Primaria de la Salud al que se acercó, la derivaron al Hospital Municipal al conocer que llevaba doce semanas de gestación, tal como indica el protocolo ILE (Interrupción Legal del Embarazo).

Un variado conjunto de organizaciones feministas, sociales y políticas denunciaron mediante un comunicado que si bien en la primera instancia la intervención profesional fue correcta, en el nosocomio local no se respetó el derecho de la paciente ni los protocolos establecidos para la atención de estos casos, enfatizando el carácter de inmediatez que deben tener para reducir riesgos. Además señalaron que las autoridades del hospital hostigaron a la profesional que atendió a la paciente en primera instancia.

En ese marco, esta tarde citaron a la mujer desde el hospital para realizarle una entrevista psiquiátrica que “no se corresponde con el protocolo ILE ni es condición necesaria, sino que además es ilegal”, indicaron los organizaciones que acompañaron a la mujer.

Luego del procedimiento y ante la falta de respuestas de parte del nosocomio municipal sobre su derecho a abortar legalmente, los sectores que apoyan y asesoran a la paciente emitieron un nuevo comunicado exigiendo respuestas de las autoridades.

En el mismo señalaron que “pasado el plazo de diez días, estipulado por el protocolo de atención integral de los abortos no punibles del Ministerio de Salud de la Pcia de Bs As., la dirección del Hospital Municipal Ntra. Señora de Luján, continúa sin dar respuestas, incumpliendo de este modo con la normativa vigente, con el agravante de generar mayor sufrimiento psíquico en la paciente vulnerando derechos humanos básicos como el acceso a la salud“.

En esta línea enfatizaron que de forma contraria a lo que está estipulado en el Protocolo ILE, las autoridades sanitarias del Municipio de Luján impusieron en la paciente una consulta psiquiátrica: “En el protocolo ILE , las reevaluaciones están prohibidas, motivo por el cual esta evaluación psiquiátrica impuesta, constituyó una tortura”, indicaron.

Al tiempo que agregaron que “según estableció el Relator especial del Pacto contra la Tortura Juan Méndez, el 5 de enero de 2016 ´negar abortos por riesgos para la salud, la vida violación etc. es tortura porque empuja a la maternidad forzada o al aborto clandestino y ambas cosas generan daños psíquicos graves y de duración variables´”

Finalmente, y teniendo en cuenta lo expuesto, exigieron la “inmediata respuesta del Director del Hospital Municipal Ntra. Sra. de Lujan, Dr. Héctor Raúl Re“.

¿Un cambio administrativo?
La gestión Cambiemos maniobra rápido cuando quiere. A partir de este caso circuló en todos los Centros de Atención Primaria de la Salud un memorandum interno firmado por el Director de Atención Primaria de la Salud, Dr. Poleschi en donde ordena que “todo caso detectado que se encuadre dentro del marco del protocolo ILE deberá ser derivado al Hospital”.

Además define a dos encargados de recibir las consultas: el Jefe de Maternidad, Dr. Juarez y la Dra Galarza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre